David, contento tras el entrenamiento.

Fueron quizá los minutos en los que David a estado mas feliz encima de su nueva moto. Pues el piloto de la categoría de 70cc se mostró durante toda la sesión con una gran sonrisa destacable en su cara. En ningún momento aplicó el miedo. David ahora solo quiere aprender de sus compañeros con los que pasará todo el año.
Los resultados obtenidos por el piloto también desplegaron una agradable sonrisa por parte del resto del equipo.